30 Jun

Resumen 25 semanas de embarazo

Holaa!, después de un tiempo de parón vuelvo por aquí a dar guerra.

El motivo de mi ausencia en el blog se debe en parte al embarazo, si, aunque es una etapa preciosa, y llena de mucha ilusión, también nos acompaña ese lado de miedos, dudas, ect.

La verdad es que no puedo quejarme del todo, el embarazo dentro de lo que cabe empezó muy bien, nada de esos síntomas que habían sufrido algunas conocidas, con vómitos, mareos, o dolores de cabeza por poner algún ejemplo, eso sí, en su lugar tuve un sueño y cansancio espantoso que me hacía rendir en mis mejores días al 20% de mi capacidad, Vamos, un desastre!!, si hubiese podido me habría pasado el día planchando orejilla jeje.

Cuando peor lo pase fue justo al empezar el segundo trimestre ( yo al revés de casi todo el mundo) me vino de repente un sangrado que me asusto muchísimo, según los ginecólogos todo estaba bien, él bebe se veía estupendo y no sabían de donde venía esa sangre, así que mire varios especialistas más hasta que el urólogo me dijo que era provocado por arenilla en el riñón que estaba eliminando, algo molesto pero no de gravedad ni para mí ni para él bebe, así que ahora y por el momento vuelvo a estar tranquila (tocaremos madera).

Debido a todo esto y a otro problemilla  ya resuelto relacionado con la marca de cosmética que estamos creando, tuvimos que aminorar un poco la marcha tanto del blog como del lanzamiento del cosmético, perooo ya estoy de vuelta con muchas ganas de contarte todo, tanto de una cosa como de la otra, que ya tenía ganas de compartir todas estas cosillas contigo.

Bueno, pues en este post quiero centrarme más en el embarazo, así que vamos allá..

Como ya te comenté, todo el embarazo está transcurriendo muy bien, todo dentro de lo normal, a pesar de esos sustillos que comento más arriba.

En este momento me encuentro casi llegando a la semana 25 de embarazo, así que ya me hice la eco de la semana 12, para mí uno de los días más esperados, puesto que se terminaba esa  etapa más complicadilla e inestable en la que acecha con mayor frecuencia la palabra “aborto”, por otra parte ese día también podría comprobar después de tanto tiempo que todo andaba bien.

Por suerte fue estupendamente, garbancito se estaba formando muy bien y no se le veía  ningún problema, se movía más que un bailaor de flamenco y además nos llevemos una sorpresita la cual no esperábamos tan pronto, nos dijeron que era un niño casi con total seguridad, cosa que nos confirmaron un tiempo después.

Luego llegó la ecografía de las 20 semanas, donde pudimos ver todas las partecitas de su cuerpo, la ginecóloga hasta le contó los deditos de las manos y pies, incluso me sorprendió ver con tanta nitidez su columna vertebral, y con seguridad yo misma pude comprobar que sin lugar a dudas era un niño jeje, un niño precioso al cual llamaremos César.

Y sin más por el momento, os dejo con una foto de su preciosisimo perfil que nos dieron en la ecografía de la semana 20

ecografía 20 semanas

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.